Tendencias en la alimentación.

En los últimos años han surgido nuevas tendencias de regímenes alimenticios fundamentados en diversas teorías que buscan principalmente el bienestar y la salud del cuerpo humano.

A continuación, les platicamos de los fundamentos de estas dietas y como es que la miel y los productos de la colmena pueden ser incluidos en ellos.

  • La dieta Keto o Cetogénica: Es utilizada principalmente para la perdida de grasa y se fundamenta en generar un proceso de cetosis en la sangre a partir del consumo de alimentos altos en grasas saludables y eliminar por completo todos aquellos alimentos que aportan carbohidratos refinados y azúcar, con la intención de que el cuerpo funcione solamente con grasas. Si bien (en este tipo de dieta), la miel de abeja sólo se puede consumir en cantidades muy pequeñas, sin exceder los 30g diarios en carbohidratos, existen otros productos de la colmena considerados ricos en grasas, proteínas y vitaminas, como el polen y el pan de abeja.

 

  • La alimentación Paleo, Paleolítica o de la Edad de Piedra: Ha tomado fuerza en los últimos años y está fundamentada en la dieta de nuestros ancestros en la época del Paleolítico, en el surgimiento del homo sapiens hace aproximadamente 2.5 millones de años, adecuando la alimentación de aquel momento de la historia a la actualidad. La dieta Paleo suele estar compuesta por todos aquellos alimentos que se obtenían de la caza y la recolección, quedan excluidos todos los alimentos que surgieron como resultado de la agricultura hace alrededor de 10 mil años atrás, ejemplo de estos: los lácteos, cereales y legumbres. La agricultura llego para cambiar la alimentación del ser humano, ofreciendo productos a los que el organismo humano no ha logrado adaptarse, ya que el cambio fue sumamente rápido, superando así la adaptación del organismo, a lo cual se le atribuye hoy en día la prevalencia de la obesidad, diabetes y enfermedades cardiacas, entre otras patologías. La miel de abeja y todos los productos de la colmena se apegan a la alimentación de la edad de piedra, ya que son productos consumidos por el ser humano desde los principios de su historia utilizado la miel como el primer endulzante de la historia y el pan de abeja como fuente de proteínas. Tomemos en cuenta que las abejas habitan este planeta antes que los humanos, desde hace más de 100 millones de años.

 

  • Realfooding: Más que una dieta es considerada un movimiento y estilo de vida, su principal fundamento es la promoción de la buena salud y el bienestar, que se han visto tan afectados en las últimas décadas por el estrés, falta de tiempo y sobresaturación laboral que vive la población mundial en general. La clave principal a tomar en cuenta para llevar a cabo el realfooding es el entender el origen de cada alimento, si bien, en los supermercados podemos encontrar frutas, verduras y un sinfín de productos saludables, no quiere decir que estos no tengan ningún proceso, las frutas y verduras que encontramos en el supermercado ya han sido modificadas genéticamente, para este movimiento, los alimentos deben contar con un mínimo procesamiento para considerarlos comida real.

 

Se evitan todas las comidas y alimentos ultra procesados, de esta manera estarás evitando también los azúcares añadidos, grasas refinadas y excesos de sodio, lo cual perjudica la salud de cualquier persona. Todos los productos de la colmena son alimentos reales y sin ningún tipo de procesado, solo se aplica la extracción de la miel del panal para la obtención de los diferentes productos.

Las abejas producen de forma natural algunos productos que a través de los siglos el humano ha utilizado y ha logrado identificar sus beneficios para la salud, en primer lugar y la más conocida por todos…la miel de abeja, que si bien, naturalmente contiene fructuosa y glucosa, estas son de origen natural y son más sencillas de digerir que el azúcar y otros edulcorantes procesados, además aporta vitaminas, minerales y enzimas naturales que favorecen el bienestar, sin dejar de lado que es deliciosa y perfecta para endulzar bebidas y alimentos.

El polen en grano es recolectado por las abejas de las flores y adicionado de enzimas naturales durante su recolección, aporta una cantidad importante de vitaminas como pro-vitamina A, vitaminas E, B1, B2, B6; minerales, prebióticos, hidratos de carbono, lípidos como el omega 3 y omega 6 y oligoelementos que ayudan a la función celular, muscular y esquelética, se ha demostrado que ayuda en el rendimiento de deportistas y mantiene propiedades funcionales, ayudando en la prevención y utilizándose como tratamiento complementario de un gran número de patologías.

El pan de abeja es hoy en día la joya de la colmena y uno de los productos más cotizados en Europa y Asía. Este no es un pan literalmente, se le llama así por ser el alimento final de las abejas, es el polen que ya depositaron dentro de una celda y las abejas procesaron durante siete días, gracias a este proceso, las abejas logran un alimento que contiene proteínas de alto valor biológico, aminoácidos esenciales de fácil absorción, vitaminas B1, B2, C, E, K, entre otras, además de 25 minerales, entre los que destacan: hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio, cobre, zinc y selenio. Este proceso natural genera siete veces más ácido láctico que el polen, lo cual hace a los nutrientes provenientes del polen mucho más digeribles y es un prebiótico y probiótico natural.

Aprovecha el 10% de descuento en toda nuestra tienda en línea, sólo durante el mes de septiembre.


Publicación más antigua Publicación más reciente