El Polen un Superalimento.

Alimentación Polen

No se tiene claro desde que momento en la historia se comenzó a utilizar el polen de abeja con motivos terapéuticos, los datos más antiguos datan del año 1130 cuando se utilizaba como tónico astringente, en el siglo XII fue reconocido como afrodisiaco, apoyo en padecimientos del estomago y antiinflamatorio.

Estudios recientes han comprobado que el polen de abeja aporta múltiples beneficios a nuestro organismo ya que se han encontrado propiedades antimicrobiana, antifúngica, antioxidante (promueve la reparación de tejidos), hepatoprotector, antitumoral, antiinflamatorio, antiosteoporosis, antidiarreico, inmunomodulador, probiótico y prebiótico, antiaterogénico, desensibilización a alergia, arteriosclerosis, reduce niveles de colesterol, antidepresivo (inhibe la MAO) y en prevención de problemas de próstata.

El polen es considerado hoy en día un “Superalimento” ya que es un excelente complemento alimentario, ayuda a mantener nuestra salud y sistema inmunológico en optimas condiciones. Entre el 16 a 26% de su contenido son proteínas compuestas de los aminoácidos esenciales, y es una gran fuente de vitaminas, minerales, probióticos, hidratos de carbono, lípidos como el omega 3 y omega 6 y oligoelementos que ayudan a la función celular, muscular y esquelética ya que promueve la reparación de tejidos.

Su coloración y composición puede variar según el origen floral.


Publicación más reciente